miércoles, 27 de junio de 2012

Introducción de la digitopuntura en la estomatología cubana


Rev Cubana Estomatol 1996;33(2)
Dirección Provincial de Salud. Ciudad de La Habana. Centro Provincial de Investigaciones Estomatológicas

Introducción de la digitopuntura en la estomatología cubana

Dr. José Martín Díaz1 y Dra. Martha Pérez Viñas2
  1. Doctor en Ciencias Técnicas. Asesor de la Dirección Nacional de Estomatología. Investigador Titular.
  2. Estomatóloga General. Jefa Grupo Provincial de Estomatología Tradicional y Natural de Ciudad de La Habana. Master en Medicina Bioenergética.

RESUMEN

Se describen los trabajos realizados acerca de la investigación, aplicación y extensión de la digitopuntura con fines terapéuticos en los servicios estomatológicos del país. La investigación realizada demostró la efectividad de esta técnica en el tratamiento de las algias más frecuentes, en los pacientes que acuden a solicitar atención estomatológica. Su efecto analgésico se hizo patente en el 97,9 % de los pacientes objeto de estudio, atendiendo a las diferentes proporciones de disminución del dolor establecidas en el protocolo. Se concluye que se trata de una técnica sencilla, no invasiva, que no requiere de habilidades especiales, de bajo costo, acción analgésica inmediata, no produce efectos secundarios, ofrece una alternativa terapéutica y su uso y dominio pueden ser extendidos a toda la población. Palabras clave: TERAPIA POR ACUPUNTURA/métodos; TERAPIAS ALTERNATIVAS; ODONTALGIA/terapia; NEURALGIA DEL TRIGEMINO/terapia; PERICORONITIS/terapia; ESTOMATITIS AFTOSA/terapia; DIMENSION DEL DOLOR/métodos; ANALGESIA POR ACUPUNTURA.

INTRODUCCION

La digitopuntura es un tipo de masaje oriental en el que los dedos ejercen presión sobre ciertos puntos particulares del cuerpo, con el propósito de aliviar algunos padecimientos de salud como los dolores, la tensión y la fatiga, así como los síntomas de algunas enfermedades.1 La digitopuntura se aplica en alrededor de 100 puntos de los 361 que poseen los 14 meridianos regulares de acupuntura.2 La ciencia occidental ha demostrado, mediante la teoría endorfinérgica, la teoría de compuerta de Metzall y Wall y otros modelos de investigación, algunos de los principios neuroquímicos del mecanismo digitopuntural.
Aunque hasta el presente no existe un modelo integrador que explique el complicado modelo acupuntural desde un punto de vista general, todos los investigadores coinciden en afirmar que la digitopuntura es un método que se fundamenta en el balance de las energías bioeléctricas del cuerpo,1-4 por lo que no sólo induce cambios de energía, sino que provoca a su vez, cambios neurológicos, vasculares, químicos, musculares y otros.5
La observación de una marcada disminución del estrés y del dolor, luego del tratamiento de digitopuntura en diferentes dolencias y enfermedades estomatológicas, así como un sustancial ahorro de medicamentos y carpules anestésicos de uso en estomatología, unido a su inocuidad, nos motivaron en cuanto a la concepción y ejecución de una investigación clínica, cuyos resultados se exponen en el presente trabajo.

MATERIAL Y METODO

Sobre la base de las experiencias ocasionales que se fueron acumulando con la atención diaria a diferentes dolencias y enfermedades estomatológicas, se concibió un protocolo de investigación que estudiara la eficacia analgésica de la digitopuntura en las algias más frecuentes en el consultorio estomatológico, tales como las odontalgias específicas y difusas, la neuralgia trigeminal, la pericoronaritis y las producidas por ulceraciones de los tejidos blandos de la boca. Con tal propósito, se seleccionó para su análisis una muestra integrada por 193 pacientes de uno y otro sexos atendidos en nuestro centro durante el año 1993, cuyas edades oscilaban entre 18 y 52 años (tabla 1).
TABLA 1. Pacientes estudiados según tipo de afección, edad y sexo
   
Sexo
 
Afección 
Total
M
F
Edad promedio
Odontalgia 
109
43
66
38
Neuralgia trigeminal
52
31
21
47
Pericoronaritis
13
9
4
20
Ulceraciones
19
7
12
31
Totales
193
90
103
35
Fuente: Investigación realizada, año 1994.
Teniendo en cuenta que las sensaciones revisten un carácter de individualidad, que dependen de múltiples factores y que son prácticamente diferentes en cada sujeto, e incluso, para un mismo sujeto en diferentes condiciones emocionales, medioambientales, cronológicas, etcétera, se decide establecer una escala de dolor referencial individual, para ser llenada por el propio paciente después de la ejecución de cada una de las manipulaciones digitopunturales (figura 1).
Fig. 1
Esta escala se fundamentó en la entrega al paciente de un gráfico que contenía una barra rayada de 10 cm de alto, representativa del dolor inicial en el momento de sentarse en el sillón estomatológico. Luego de cada manipulación de digitopuntura, se solicitó al paciente trazar una raya en la columna correspondiente, indicativa del nivel de su dolor inmediatamente después de ser tratado. De esta forma se fue configurando un gráfico de barras que indicaba el porcentaje de disminución del dolor inicial ante el tratamiento realizado, el cual constaba de los siguientes pasos:
  1. Determinar diagnóstico inicial mediante examen bucal.
  2. Si no existía un proceso inflamatorio, se realizaba una terapia zonal en la región cutánea ubicada sobre la zona dolorosa, empleando los 3 dedos centrales de una mano, se ejecutaban 60 rotaciones en el sentido de las agujas del reloj y se aplicaba una ligera presión. Acto seguido, se mostraba al paciente el gráfico inicial y se le solicitaba trazar una línea horizontal en la columna T2, que indicara dónde él consideraba que se encontraba su nivel de dolor en ese momento. De existir inflamación, se cancelaba este paso.
  3. Aplicación de la digitopuntura en el punto IG-4 (figura 2), cuya técnica consta de una presión ejercida con el pulpejo del dedo pulgar durante 10 a 15 segundos, 3 veces seguidas, en ambas manos, comenzando por el lado contrario al del dolor, es decir, si el dolor se encuentra en la hemicara derecha, se comienza por el lado izquierdo y viceversa. La intensidad de la presión viene dada por el umbral doloroso del paciente. Se debe incrementar la presión hasta que el paciente acuse dolor o molestia soportable y mantener este nivel de presión durante el tiempo establecido. A continuación se le entregaba nuevamente el gráfico y se le solicitaba indicar el nivel de su sensación dolorosa en la columna IG-4.
    1. Fig. 2
  4. Aplicación de digitopresión en el punto IG-10 (figura 2), cuya técnica es la misma para el punto IG-4, y nuevamente se le entregaba el gráfico al paciente, solicitándole indicara el nivel de sensación dolorosa en la columna IG-10.
  5. Realización de digitopresión en el punto E-3 (figura 2), cuya técnica es similar a los puntos anteriores, pero presionando en dirección del globo ocular. Concluida ésta, el paciente indicaba su nivel de sensación dolorosa en la columna correspondiente (E-3).
  6. Realización de digitopresión en el punto IG-1 (figura 2), con idéntica técnica, pero empleando un bruñidor de amalgama u otro objeto romo, con el fin de evitar la rotura de la piel y, de forma similar a los casos anteriores. El paciente indicaba su nivel de sensación dolorosa en ese momento, pero en la columna IG-1.
El tratamiento de digitopuntura comienza con la terapia zonal o con IG-4 (si existe un proceso inflamatorio) y concluye cuando el paciente dibuje en el gráfico un nivel de dolor nulo, o sea, ausencia total de la sensación dolorosa. Al existir diferentes características individuales, se presentan casos que sólo requieren de la terapia zonal o de 1 ó 2 puntos acupunturales para reportar ausencia total del dolor, en tanto que existen casos, si bien raros, que al terminar el tratamiento sólo reportan ligera mejoría.

RESULTADOS

Los resultados de la investigación realizada se observan en la tabla 2. En el 100 % de los pacientes el tratamiento de digitopuntura alivió, en mayor o menor grado, la sensación dolorosa.
El 94 % de los pacientes (181) reportó una disminución del 50 % o más de su dolor inicial.
El 85 % de los pacientes (164) reportó una disminución del 85 % o más de su dolor inicial.
El 47 % de los pacientes (91) reportó ausencia total del dolor.
El 1,6 % de los pacientes (3) reportó una disminución del 20 % o menos de su dolor inicial.
TABLA 2. Porcentaje de disminución del dolor referido por los pacientes, según el tipo de afección
 
Disminución del dolor inicial
Afección 
Total
<20%
25-45 %
50-80 %
85-95 %
100 %
Odontalgia
109
-
6
10
43
50
Neuralgia trigeminal
52
1
3
3
18
27
Pericoronaritis
13
1
-
2
4
6
Ulceraciones
19
1
-
2
8
8
Totales
193
3
9
17
73
91
Fuente: Investigación realizada, año 1994.

ANALISIS DE LOS RESULTADOS

Como se puede observar en la tabla 2, en la inmensa mayoría de los pacientes se logró la eliminación total o casi completa del dolor. En los casos tratados por odontalgias, el 45,9 % de los pacientes refirió la eliminación completa de su dolor inicial, el 39,4 % entre el 85 y el 95 % y el 97,2 % en más del 50 % de su dolor inicial, lo que indica claramente la eficacia del tratamiento digitopuntural en esta afección. De igual modo, el tratamiento de las neuralgias trigeminales mostró un comportamiento similar, con el 51,9; 34,6 y 92,3 % respectivamente. En los pacientes tratados por pericoronaritis y ulceraciones de tejidos blandos también se hizo evidente la efectividad del tratamiento de digitopuntura, al obtenerse resultados similares en cada uno de los porcentajes utilizados para el estudio.
Asimismo, se produjo un reforzamiento de la relación estomatólogo -paciente, al comprobar éstos la eficacia de la técnica analgésica desde el primer tratamiento; además, facilitó nuestra labor con pacientes menos aprehensivos y más confiados, lo cual garantizó mayor asistencia a las reconsultas. Ello nos permitió igualmente realizar la capacitación de los pacientes acerca del uso de esta técnica y su autoaplicación antes de acudir a la consulta estomatológica.
Al propio tiempo, se logró un considerable ahorro de sedantes, analgésicos, anestésicos y otros medicamentos de uso habitual en estomatología.

CONCLUSIONES

  1. El primer elemento que se debe considerar es la aplicación de una técnica no invasiva con resultados sencillos, de bajo costo, no requiere de habilidades especiales, acción analgésica inmediata, no produce efectos secundarios y ofrece una opción terapéutica adicional para el tratamiento de varias enfermedades y afecciones estomatológicas, cuyo uso y dominio puede extenderse a toda la población.
  2. Se pudo demostrar, mediante la investigación realizada, la efectividad real de la digitopuntura en las algias más frecuentes en la población que solicita atención de los servicios estomatológicos del país.

RECOMENDACIONES

A partir de estos resultados, recomendamos establecer una estrategia por parte de la Dirección Nacional de Estomatología del Ministerio de Salud Pública, para la introducción paulatina de esta técnica en los servicios estomatológicos del país.

SUMMARY

The works regarding the investigation, application, and expansion of digital acupuncture with therapeutic purposes in dental services ot the country, are described. The investigation carried out proved the efficiency of this technique in the treatment of the most frequent pains in patients who seek for dental care. The analgesic effect of acupuncture was evidenced in 97,9 % of patients who participated in the study considering the different degree of pain reduction established in the protocol. It is concluded that this is a simple, non-invasive technique requiring no special skills, with low cost and with an immediate analgesic action producing no side effects and providing a therapeutical alternative which use may be extended to the general population. Key words: ACUPUNCTURE THERAPY/methods; ALTERNATIVE THERAPIES; TOOTHACHE/therapy; TRIGEMINAL NEURALGIA/therapy; PERICORONITIS/therapy; STOMATITIS, APHTHOUS/therapy; PAIN MEASUREMENT/methods; ACUPUNCTURE ANALGESIA.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Ralph Alan, D. Acupuntura con sus dedos. Dialectic, Florida, USA 1987.
  2. Urgellés Lorié, Luis. La acupuntura: Teoría y Puntos. Caracas: Ed. Pomaire. 1992.
  3. Wataru, O. Do it yourself Shiatsú. New York: P. Dotton, 1976.
  4. Ralph Alan, D. Dictionary of acupuncture. Florida, USA: Dialectic, 1993.
  5. Burton Goldberg Group. Alternative Washington, USA: Future Medicine. 1993.
Recibido: 26 de febrero de 1996. Aprobado: 19 de mayo de 1996. Dr. José Martín Díaz. Domínguez No. 218 e/ Calzada de B. Aires y Durege. Cerro. Teléfono 70-50-44.
 

Todos los trabajos contenidos en éste sitio web son © y [tm] de sus respectivos propietarios o autores, por lo que éste sitio, reconoce dicha propiedad. La presencia de dichos trabajos en éste sitio web, es con fines exclusivamente divulgativos. Todo el material aquí mostrado, se ha obtenido de los mails enviados por los propios propietarios/autores o recuperados de la red, con la finalidad de agruparlos para así poder acceder con mayor facilidad a ellos y si pudiera contravenir algún estamento estipulado o atentara contra el © o el derecho a la propiedad, rogamos se pongan en contacto con nosotros y se retirarán de inmediato.

1 comentario:

  1. Me llama mucho la atención este tipo de textos. Soy un empleado en: https://www.armoniaysalud.cr y de hecho siempre estoy en busca de nueva información y que esta esté bien redactada. Muchas gracias por compartir, no dejen de hacerlo.
    Saludos!

    ResponderEliminar